domingo, 2 de febrero de 2014

¿Qué debo saber sobre privacidad y seguridad y cómo puedo configurar la privacidad de mi cuenta?

Las redes sociales se han convertido en bases de datos en las que se recogen informaciones de carácter personal y documentos sobre las actividades de la vida real de las personas que hacen uso de ellas.
Campos como el estado civil y la ciudad de residencia son habituales en este tipo de páginas y aun cuando no son obligatorios para el registro, ponen al alcance de cualquiera datos que no hace mucho tiempo evitabamos dar con tanta facilidad.
Nuestra información personal, y más aún este tipo de datos sobre nuestra vida privada, deberían estar más valorados, ya que exponerlos con tanta facilidad podría traernos problemas.
Otro problema adicional es la geo-localización que se ha añadido a las redes sociales, con la que se ofrece a los usuarios la posibilidad de mostrar en la red social el punto geográfico exacto en el que se encuentran en cada momento gracias a la tecnología GPS incluida en los terminales móviles como Android o IPhone.
Por poner un ejemplo de los problemas que puede traernos esta tecnología, imaginemos que aceptamos una solicitud de amistad de alguien que no conocemos personalmente. Si no tenemos bien configuradas las opciones de privacidad en nuestro perfil y somos usuarios activos de la red social, dicho usuario podría tener acceso a todos nuestros movimientos y saber a qué hora estamos en cada lugar. Si ese usuario resulta ser un ladrón de casas, no le resultaría muy difícil saber qué momentos son los idóneos para robar en nuestro hogar, o que cuestiones tiene que manejar para hacernos caer en un fraude o estafa.
Por tanto, es conveniente extrmar las precauciones cuando nos movemos por las redes sociales. Es por ello que cabe tener en cuenta algunos consejos:
  • No publicar nunca cuando nos vamos de vacaciones o de viaje, porque dejamos constancia de que nuestra casa quedará vacía.
  • Piensa antes de publicar: Haz uso del derecho a la privacidad. Valora qué información deseas revelar y controla quién puede acceder a ella.
  • Controla tu lista de contactos: Lo más común es compartir la información entre un grupo cerrado de usuarios y no a la red en general. Valora con quién quieres compartirla y configura las opciones de privacidad de manera acorde. Antes de agregar a nuevas personas a la red social, piensa que el usuario podrá ver tus datos personales y fotos, enviarte mensajes, etc. Tómate tu tiempo para asegurar que te ofrece confianza.
  • Ajusta la configuración de seguridad a tu nivel deseado de privacidad.
  • Se prudente a la hora de publicar y compartir información personal. Especialmente información que podría utilizarse para identificar o ubicar a un usuario fuera de Internet: dirección, teléfono, fotos de su casa, etc.
  • Borrar las cookies al cerrar el navegador.
  • Un detalle importante respecto a nuestra privacidad, podemos verlo en el apartado FOTOS de nuestro perfil, donde saldrán las fotos que hayamos subido en nuestro album personal, pero también aquellas que hayan subido otras personas y en las que se me haya identificado a mi con una etiqueta. Podemos eliminar algunas de estas etiquetas o bien indicarle a quien haya subido la foto que la quite.
  • Asegúrese de finalizar su sesión con los sitios de redes sociales cuando usted no esté conectado. Esto reducirá la cantidad de rastreo de sus hábitos en línea, y ayudará a evitar que personas extrañas tengan acceso a su cuenta.

Para acceder a la configuración de nuestra cuenta en Facebook, haremos clic en el engranaje que aparece arriba a la derecha en la barra principal de Facebook, 

 Desde aquí, podemos ajustar cada apartado a nuestras preferencias haciendo clic en "Editar". Podemos realizar una prueba de cómo nos ven los demás en el apartado "Ver como" de vista del contenido de la biografía:

No hay comentarios:

Publicar un comentario